Nos vamos de viaje

Viajes

Para muchos la Semana Santa es de recogimiento, pero para otros es el momento ideal para tomar un descanso y recargar energías y los paseos son parte de esa renovación, es por ello que antes de salir tenemos que tener presente que nuestras motos requieren de un trabajo previo antes de tomar carretera, para evitar dolores de cabeza en medio del viaje.

Lo primero que hay que hacer es un mantenimiento preventivo, llevar nuestra moto donde el especialista para que podamos salir tranquilos, si has sido juicioso con las revisiones, no tendrás de que preocuparte pues seguro solo serán necesarios unos cuantos ajustes. Si por el contrario eres de los que olvida pasar cada tanto por el taller, deberás invertir un poco más de tiempo y dinero en tu compañera de ruta.

A la hora de empacar es bueno tener en cuenta que no se trata de una mudanza, solo lleva lo realmente necesario y esto aplica tanto para hombres como para mujeres, seguro ambos podrán sobrevivir con lo indispensable.

Viajes

Pero algo que no puede faltar son esos repuestos que nos pueden librar de un problema en carretera, no estamos hablando de las llantas o algo por el estilo, nos referimos a cosas pequeñas que son un desvare. También el kit de herramientas de la moto tiene un lugar preferencial a lo hora de hacer la lista de chequeo, no pienses ni por un segundo en dejarlo en casa.

Si eres de esos que no cree necesario ir por el taller, antes de salir debes revisar los frenos, los líquidos y sus niveles, la presión de aire de las llantas y tener muy en cuenta que si tenían labrado y ahora se parecen a las llantas de MotoGP en piso seco, es hora de cambiarlas, aquí podrás ver algunas opciones

Si esta vez no vas a llevar tu moto como compañera de aventuras y prefieres salir en familia en el carro, debes tener en cuenta los mismos puntos. Mantenimiento, Equipaje, Repuestos, Herramienta.

viajes

Sin importar en qué medio de transporte vas a viajar recuerda hacer pausas cada cierto tiempo, eso ayuda a mantener los reflejos alerta y evitar los fatales microsueños. Si tu acompañante puede reemplazarte por algunos tramos es una opción acertada, siempre y cuando tenga experiencia de manejo en carretera. Nunca mezcles alcohol o sustancias alucinógenas con la conducción, evita manejar de noche si no tienes mucha práctica o si no conoces bien la carretera.