Editorial Edición 136

“Por favor, hagan algo por el deporte”

Esa fue una de las frases que más nos quedó sonando después de asistir a la conferencia del señor Jaime Alguersuari en la pasada Feria de las 2 Ruedas. Este apasionado de las motos, periodista, excorredor, fundador de la revista Solomoto de España y director del Grupo Editorial Alesport, llegó a Medellín para vivir de cerca la feria, empaparse del maravilloso ambiente de moto que se vive en la capital de la montaña y principalmente para compartir un poco de lo que ha sido su experiencia como relator, testigo y protagonista de la historia del motociclismo en su país en las últimas décadas.

España fue un país que durante gran parte del siglo pasado estuvo bajo una dictadura que cerró las puertas al desarrollo del motociclismo, bloqueando, en gran medida, la llegada de las motos y las tecnologías que se producían en otros países, pero esto no impidió a algunos emprendedores, visionarios y apasionados de las dos ruedas crear sus propias motos, por el contrario fue una motivación, de allí surgieron marcas míticas como Bultaco, Montesa y Derbi, entre otras, que a la par que construían las motos para venderle a los españoles, contando con recursos limitados, también le dedicaban mucho tiempo, con gran pasión y parte de sus ganancias al mundo de la competición, logrando incontables triunfos y títulos mundiales, desarrollando motos que fueron imbatibles y consolidando las bases de lo que hoy es una potencia mundial del motociclismo deportivo, con una lista interminable de títulos y con una cantera impresionante de talentos.

Otra de esas frases del señor Alguersuari que nos quedó retumbando en los oídos decía: “En Colombia aman hacer motos, pero no apoyan en la misma medida la competición” y tiene toda la razón, los esfuerzos que se hacen por estimular la competición, construir escenarios, formar nuevos talentos y apoyar a los pilotos que van surgiendo y a los que a costa de esfuerzo propio se destacan en el exterior son mínimos en comparación con el crecimiento que ha tenido el sector en los últimos años. Decía el señor Alguersuari que no podía entender cómo era posible que pilotos con el talento de un Yonny Hernández, Tomás Puerta o Martín Cárdenas hubieran surgido en una ciudad donde no hay ni siquiera una pista, y lo que más lo asombraba es que fuera justo la ciudad donde están la mayoría de ensambladoras de motos.

Ojalá este mensaje sirviera para sembrar la semilla, porque al igual que en España nos sobra la pasión, tenemos la habilidad, contamos con el talento, el gusto por las motos es incuestionable y el sector vive un gran momento, razones de sobra para invertir decididamente en el deporte y así obtener los mejores frutos.

Editorial_136Cuando el señor Jaime Alguersuari habla de la importancia que tiene apoyar el deporte y nuestros pilotos, sabe lo que dice, aquí lo vemos junto a Tomás Puerta durante su charla en la Feria de las 2 Ruedas.