Aquí encontrarán algunos consejos
que pueden ser de gran utilidad a
la hora de comprar una moto usada

Cuando de comprar una moto se trata no hay nada como la sensación de adquirirla nueva; ir a recogerla al concesionario después de dos o tres días de torturante espera mientras se diligencian todos los papeles de propiedad, verla allí impoluta, completamente reluciente, el cuentakilómetros marcando “00001” y esperando a sacarla para hacer los primeros kilómetros con el pecho henchido de orgullo. Pero como la vida no siempre es perfecta y muchas veces no tenemos el presupuesto suficiente o simplemente por el mismo dinero queremos una moto más grande o de mayores prestaciones, será muy común que nos enfrentemos al proceso de comprar una moto de segunda, tercera o más manos, lo cual implica bastantes riesgos de tipo legal (papeles falsos, motos robadas) o mecánicos por problemas que no se logren detectar y que pueden llegar a ser verdaderos dolores de cabeza. Sin embargo con algo de cuidado y siguiendo los consejos de este artículo se pueden minimizar los riesgos en una alta proporción y realizar una compra satisfactoria. Este especial de segunda mano lo hemos dividido en dos entregas, en la primera hablaremos sobre el proceso de compra – venta y todo lo que ello implica y en la segunda entrega (ver artículo Usadas II parte) nos centraremos en los principales aspectos que se deben revisar de la moto para tener una mayor certeza de su verdadera condición.

Básicamente hay dos posibles maneras de adquirir una moto usada; realizar la compra directamente al dueño o comprarla en uno de los negocios especializados que hay en este ramo. Cada opción tiene sus ventajas y desventajas que hay que sopesar cuidadosamente.

Compra directa
La principal fuente de información son los clasificados del periódico local, especialmente los fines de semana cuando más avisos hay publicados, aunque también están los recomendados; el amigo de un amigo está vendiendo una moto o nuestro mecánico tiene otro cliente que la puso en venta. Las ventajas de la compra directa son:

- Se puede lograr un mejor precio por no haber sobre costo de intermediación.
- Mayores posibilidades de regatear y negociar el precio y las condiciones de compra
- Se puede indagar más a fondo la historia de la moto; uso que se le ha dado, motivo de la venta, mantenimiento que ha recibido, en que taller se han realizado esos mantenimientos. Todo esto puede ayudar a hacer una valoración más objetiva.
Las desventajas son:
- Para cada moto que se quiera ver hay que acordar una cita, ponerse de acuerdo en una hora y en un sitio, desplazarse, esperar a la persona que esta retrasada etc. Esto puede ser un proceso largo y extenuante.
- En caso de problemas posteriores, legales o mecánicos, es más difícil hacer una reclamación.

Compra en un negocio especializado
En los últimos años han surgido verdaderos profesionales en la comercialización de motos de segunda que son una garantía de seriedad y respaldo, además los mismos concesionarios oficiales de las marcas han comenzado a recibir motos usadas en parte de pago de las nuevas, las cuales posteriormente comercializan. Las principales ventajas de acudir a este tipo de negocios son:

- En un mismo sitio se pueden encontrar diferentes opciones y precios con lo cual se optimiza el esfuerzo de búsqueda.
- Para aquellas personas que todavía no están muy seguras de que moto comprar, pueden recibir asesoría en esta materia.
- El procedimiento de compra es más sencillo porque en la mayoría de las ocasiones, ellos se encargan del papeleo.
- Tienen establecidos procedimientos y políticas para el proceso de compra – venta, lo que lo hace más transparente y es garantía de que no habrá problemas posteriores.
- Garantizan que la moto esta libre de problemas legales y de que efectuaron una revisión técnica de la misma antes de ponerla en venta.
Las desventajas son:
- En muchas ocasiones habrá que pagar un precio mayor por el costo de la intermediación, de todas maneras estos negocios tienen que ganar un porcentaje, ya sea que lo aporte el propietario (recibe menos dinero) o el comprador de la moto.
- Como en casi todos los sectores de la economía, en este ramo también existen los llamados “negocios de garaje” que no trabajan con profesionalidad y no tienen la estructura para ofrecer las garantías mínimas, tanto al propietario como al comprador. Por eso hay que seleccionar muy bien el lugar donde vamos a realizar nuestra compra.

Proceso de compra - venta
Es aconsejable ver varias posibilidades de compra antes de tomar una decisión con el fin de encontrar la mejor opción. Sobre este proceso de valoración de una moto usada hablaremos con más profundidad en la próxima edición. El siguiente paso es realizar un peritaje técnico – mecánico para establecer el estado real de la moto, ya sea en un negocio especializado en esta área que cuente con los instrumentos y herramientas necesarias para hacer una valoración objetiva o con un mecánico de confianza que por lo menos tiene más experiencia que nosotros. También se debe tener el cuidado de hacer revisar la moto con las autoridades locales de policía para verificar que no exista ningún problema de carácter legal.

Una vez tomada la decisión y después de haber llegado a un acuerdo sobre el precio y las condiciones de compra, el siguiente paso es hacer todos los tramites legales. El primero y más importante de todos y que recomendamos no pasar por alto por ningún motivo es la firma del documento de compra – venta, el cual tiene una doble utilidad; dejar constancia de que se hizo un traspaso de la propiedad y el uso del vehículo, con todas las responsabilidades legales que ello implica, a una fecha determinada y estipular claramente las condiciones del negocio, forma de pago y los aspectos a los cuales están obligados tanto el comprador como el vendedor e inclusive las sanciones en caso de que una de las dos partes incumpla lo pactado. Para mayor seguridad se debe hacer autenticar en una notaría con la presencia de ambas partes. Las condiciones normales de negociación son las siguientes:

- Comprador: debe hacerse cargo de los gastos de traspaso, así como del valor de los impuestos a partir del momento en que se realiza la compra, esto último aplica sólo cuando se trata de una moto de más de 125cc.

- El vendedor: debe estar libre de multas y sanciones (en caso contrario no se puede hacer el traspaso). Debe haber pagado todos los impuestos cuyos plazos estén vencidos y también debe pagar la retención en la fuente que equivale al 1% del avaluó del vehículo.

Estas condiciones pueden variar según lo acordado en cada negociación en particular. Por último te damos algunos consejos adicionales que se deben tener en cuenta.
- Es apenas lógico querer dar una vuelta en la moto para constatar su verdadero estado, pero esto raramente es posible por los riesgos que implica y por temor del dueño a que se la roben.

- Las motos y en general los vehículos, se deben ver a la luz del día, la noche o los parqueaderos subterráneos pueden ocultar aspectos importantes que podríamos pasar por alto.

- Si no se tiene experiencia evaluando motos usadas se debe ir a verlas acompañados de alguien con más conocimientos que nosotros.

- Para el caso de las motos importadas (generalmente las de alta cilindrada) se debe pedir al vendedor el certificado de importación o el manifiesto de aduana y no esta de más verificar la autenticidad de este documento en la oficina regional de la DIAN para evitar futuros problemas.

- Si el dueño actual está pagando la moto por cuotas no se podrá realizar el traspaso sin la autorización de la entidad financiera que prestó el dinero, esto se conoce como “levantamiento de prenda”

- Es muy común que la moto se entregue solamente con el documento de traspaso sin haber oficializado el cambio de dueño ante las autoridades de transito. Por decencia y por ética, el comprador debe hacer esto lo más rápido posible. Sin embargo son innumerables los casos de motos robadas o en las que se hacen fechorías que todavía están a nombre de sus antiguos dueños, aunque el verdadero consejo debe ser para el vendedor que no entregue la moto sin que se haya hecho el traspaso.

- Es mejor reservar una parte del presupuesto para pagar los tramites de traspaso y para un mantenimiento completo, que con toda seguridad cualquier moto usada lo necesita en mayor o menor medida.

- Si la moto tiene algunos elementos claramente desgastados (llantas, kit de arrastre, pintura, batería, frenos, etc.) se debe hacer lo posible para que el valor de estos sea deducido del precio de venta.
Los accesorios, tales como partes de aluminio, parrillas, maletas, etc, no agregan valor al precio de la moto, por lo cual se deben negociar por aparte si es el caso.

- Es más fácil comprar y vender una moto que este radicada en la ciudad o un municipio cercano a donde reside el comprador. El traspaso de una oficina de transito a otra puede costar aproximadamente $70.000

- Las secretarias de transito actualmente tienen sus bases de datos interconectadas a nivel nacional, por lo cual aparecerá cualquier sanción no cancelada que se le haya impuesto al dueño actual de la moto en cualquier parte del país, siendo un impedimento para realizar el traspaso.

Texto: Mauricio Gallego
Agradecimiento: Mototest - Yamaha Sports


No se debe comprar a ciegas

Antes de comprar una moto usada si ya tenemos la candidata, lo más aconsejable es realizar una revisión técnica lo más completa posible. La opción más común para esto, es contar con la opinión de nuestro mecánico de confianza, pero desde hace poco existe en Medellín un negocio especializado en esta área, llamado Mototest, el cual ofrece el servicio de peritaje técnico a toda clase de motos sin importar la cilindrada, contando con todos los instrumentos, herramientas y base de datos para hacer una valoración objetiva del estado del chasis, suspensión, frenos, compresión del motor y sus componentes, sistema eléctrico y apariencia exterior. De todo esto se entrega un informe por escrito. La duración de este peritaje puede demorar desde hora para motos de baja cilindrada, hasta hora y media para las más grandes. Los costos son: hasta 200cc. $30.000, de 200cc hasta 500cc: $45.000 y de 500c.c en adelante $60.000. También cuentan con un dinamómetro o banco de pruebas que sirve para medir la potencia real y que es muy útil sobretodo para motos de competición. Ojalá que muy pronto este tipo de negocio, muy común en el sector de los automóviles, sea replicado en otras ciudades, puesto que es una valiosa herramienta a la hora de comprar una moto usada.
Mayores informes Tel: 2621137 Medelín.


Trámites y costos del traspaso

- Autorización escrita del concesionario o propietario con su firma y huella, y la del autorizado, cuando el trámite no se realice personalmente.

- Cuando compra o vende una persona jurídica, debe anexar certificado de la Cámara de Comercio o de la Superintendencia Bancaria.

- Presentación del certificado “SIMIT”. Este documento es el que certifica que el propietario actual no tiene multas o sanciones de transito pendientes. Es válido por 24 horas y no tiene ningún costo y lo expiden las secretarías de tránsito.

- Consignación original por $16.500 al Ministerio de Transporte por concepto de matricula.

- Formulario Único Nacional completamente diligenciado, con improntas (estas deben adherirse al formulario), firma y huella del comprador y el vendedor. Tiene un costo de $3.000 y se debe comprar en la misma oficina de transito en la cual se va a realizar el traspaso. En caso de que se tenga un formulario de otra oficina ya diligenciado de todas maneras se debe comprar y anexarlo en blanco.

- Fotocopia del pago de impuestos del vehículo de los últimos cinco (5) años, con sello de pago visible o un “paz y salvo” expedido por la Secretaria de Hacienda.

- Pago de los derechos de traspaso en la oficina de transito respectiva por valor de $17.100

- Pago de los derechos de semaforización y sistematización anual por valor de $25.000.

- Pago de la Retención en la fuente (1% del avalúo del vehículo).

- Matricula original o denuncio, tambien original, en su defecto.

- Fotocopia del SOAT vigente.


Regresar a la portada