AKT CR5

A otro nivel…

AKT_CR5_ed136_01La evolución de la marca del Pegaso en los últimos años es indiscutible, y eso puede verse y sentirse en esta nueva opción de 180cc que viene con argumentos suficientes para enfrentarse a una dura competencia.

Está más que demostrado que 180cc es una cilindrada ideal para moverse todos los días en la ciudad, disfrutando de todas las bondades de las motos pequeñas, pero sin sufrir por falta de potencia cuando queremos salir de paseo con una buena compañía en el puesto de atrás y disfrutar la carretera.

Hacia allá apunta la nueva CR5 de AKT, una moto que llega con unas características muy llamativas en cuanto a diseño, equipamiento y precio. Lo primero salta a la vista con solo ver las fotos que acompañan esta prueba, pero se pone mejor cuando tenemos la oportunidad de observarla en vivo y en directo, de tocarla, mirar sus acabados, sus detalles, la manera como fluyen sus formas en un estilo muy deportivo, que claramente evoca a motos de mayor tamaño, pero la cosa se pone aún mejor al subirnos en ella y sentirla entre las piernas, notar lo liviana que es, lo bien que nos recibe con un asiento muy confortable, una postura relajada y un tanque donde las piernas se acoplan a la perfección.

AKT_CR5_ed136_03El diseño de la CR5 destaca por sus detalles, como el stop de leds, su tablero análogo y digital muy completo y el escape cuya cubierta le da un aspecto de moto grande.
AKT_CR5_ed136_04 AKT_CR5_ed136_05
En cuanto a lo segundo, sus características, comenzando por lo más evidente, no se puede ignorar su iluminación con sistema Led en el faro, en las direccionales y en el stop, tampoco pasa desapercibido su tablero digital y análogo, compacto pero al mismo tiempo muy legible y completo, así como un disco generoso en la rueda delantera con 275mm de diámetro, barras de buen calibre en la suspensión delantera y un sistema monoamortiguador en el tren posterior, que aporta mucho al estilo deportivo de la moto. No tan evidente, pero igualmente importante, es la caja de 6 marchas, una exclusividad en su categoría y el escape enteramente elaborado en acero inoxidable, otro punto que sobresale, además que sus formas no pasan para nada desapercibidas.

AKT_CR5_ed136_02

El motor es bastante normal, monocilíndrico, refrigerado por aire, con eje de levas en la culata y dos válvulas, una planta motriz que le apuesta a la sencillez y a la confiabilidad antes que a cualquier otra cosa, de ahí que su potencia, con 15 caballos a 8.500rpm, no suene tan elevada, pero su torque de 14 Nm a 6.500rpm está acorde a lo que cabe esperar de sus 180,7cc, claro que una cosa es lo que dicen las fichas técnicas y otra muy diferente lo que se siente en la práctica, por eso tan pronto tuvimos la moto en nuestras manos nos pusimos manos a la obra.

La ciudad fue el primer terreno de pruebas, destacándose de inmediato la suavidad del motor, la precisión de la caja, cuyos cambios entran sin ningún esfuerzo y con un recorrido corto de la palanca, un punto muy importante que es clave en la calidad del manejo. A medio régimen el motor se desenvuelve sin problemas entre el tráfico, con suficiente potencia y buena recuperación en un entorno donde la velocidad pasa a un segundo plano, pero la salida desde cero ayuda a rodar con mayor seguridad y en eso la CR5 no defrauda, los tres primeros cambios están muy cerca, las revoluciones caen muy poco y eso le proporciona una aceleración suficiente para no sentirse acosado en ningún momento y para salir sin angustias incluso en cuestas empinadas.

AKT_CR5_ed136_06El estilo del faro va en sintonía con la tendencia actual, afilado y agresivo,contando con leds para la luz de día,mismo sistema que usan las direccionales.
AKT_CR5_ed136_07Las levas de freno y clutch cuentan con protectores de golpes al estilo de los que se usan en carreras.

Hablando de maniobrabilidad la nota es sobresaliente, la moto es tan liviana y ágil que se deja llevar con toda facilidad a cualquier ritmo, aunque su radio de giro no es tan generoso y eso la limita un poco en las maniobras más cerradas, especialmente al circular entre carros, donde también se debe tener cuidado extra, pues sus protectores de levas, al estilo de los que se usan en las motos de velocidad, son propensos a golpear retrovisores mientras uno se acostumbra a su presencia, pero no se discute que aportan a la seguridad evitando que las levas se cierren en caso de que algo las golpee.

Si la jornada implica pasar muchas horas encima de ella, como en el caso de quienes trabajan todo el día sobre la moto, la comodidad de la CR5, sumada a la suavidad que la destaca en todos los aspectos, será un factor que agradecerán, la postura, como ya dijimos al comienzo, es muy relajada aunque las piernas van algo flexionadas, lo suficiente para darle buena capacidad de inclinación sin rozar el asfalto con los posapiés, pero no tanto para que llegue a incomodarnos. Otro detalle que se agradece es el tapizado del asiento, cuyo material, llamado Thermoliner (del cual les contamos en la edición anterior), se mantiene más fresco todo el tiempo, especialmente al dejar la moto al sol y ofrece una textura antideslizante muy efectiva.

AKT_CR5_ed136_08La facilidad para encarar las curvas, al igual que la estabilidad son una de sus cualidades, gracias a un chasis muy firme, a unas suspensiones bien calibradas y a unas llantas de buen agarre.

Obviamente la carretera también fue protagonista mientras la CR5 estuvo en nuestras manos y las sensaciones nos dejaron un muy buen sabor, especialmente en lo que respecta al chasis, suspensiones y frenos, donde la moto brilla con su gran aplomo y capacidad para sacarle el jugo al caucho en las curvas, por cierto el agarre de las llantas Kontrol de buenas dimensiones resultó impecable en piso seco. La CR5 es una delicia a la hora de encarar los tramos más retorcidos, se deja llevar hasta los límites sin chistar y sin descomponerse en lo más mínimo, con una firmeza que da gran seguridad y con unas suspensiones muy bien puestas a punto para una conducción “alegre” que no desentonan en lo más mínimo, como tampoco lo hacen los frenos, el conjunto disco / tambor no se queda corto a la hora de parar la moto, con un toque extra de poder que permite apretar las frenadas para sacarle todo el jugo al monocilíndrico entre curva y curva.

AKT_CR5_ed136_010La parte trasera se ve muy limpia gracias al sistema Unishock que monta un solo amortiguador.AKT_CR5_ed136_011

El propulsor destaca por su suavidad y capacidad para subir de revoluciones. Cuenta con eje de levas en la culata y entrega 15 caballos, los cuales se aprovechan muy bien gracias a la caja de 6 marchas, que es muy suave y precisa.

Y hablando del motor, su mejor cualidad, además de la suavidad, es su capacidad para estirar por encima de la línea roja, llegando hasta las 11.000rpm como si nada y todavía entregando potencia, pero es por los lados de 7 a 9 mil revoluciones donde más a gusto se siente, aunque siempre están esas vueltas extra que son muy útiles en adelantamientos o a la hora de sacarle el jugo al monocilíndrico para disfrutar todo lo que la moto tiene para ofrecernos. Además gracias a la caja de 6 marchas siempre vamos a encontrar cómo aprovechar los caballos y usando la sexta se pueden mantener muy buenos cruceros en terreno plano con el motor bastante relajado, lo cual ayuda al consumo de combustible, que durante la prueba osciló entre 120 y 140km por galón.

AKT_CR5_ed136_012El disco delantero es muy efectivo.

En la pasada Feria de las 2 Ruedas AKT lanzó el eslogan “A otro nivel” y después de ver y sentir la CR5 realmente hay que admitir que es muy cierto, al menos en lo que a moto se refiere, porque en precio se mantienen en el nivel de siempre, ofreciendo una moto a la altura de sus rivales o incluso superior en algunos aspectos, por un valor muy atractivo.  DM

Comentarios

- El puesto del pasajero es cómodo y ofrece asas bien situadas para sujetarse.
- El amortiguador trasero es ajustable en dureza, pero se requieren herramientas especiales para hacerlo.
- En la noche se disfruta de unas luces muy buenas.
- El grifo de la gasolina se encuentra en la parte frontal izquierda del tanque esto implica detenerse y bajarse de la moto cuando sea necesario colocar la reserva. 
- El seguro de la dirección es algo incómodo de accionar.
- Con el tanque lleno supera los 350km fácilmente.
- Bajo el asiento hay espacio para llevar cosas pequeñas.
- La velocidad máxima ronda los 120km/h.

AKT_CR5_ed136_013Gracias a la caja de 6 marchas siempre vamos a encontrar cómo aprovechar los caballos y usando la sexta se pueden mantener muy buenos cruceros en terreno plano con el motor bastante relajado.

AKT_CR5_ed136_016

AKT_CR5_ed136_09 AKT_CR5_ed136_02 AKT_CR5_ed136_015 AKT_CR5_ed136_014