Son muchos los Steward García, en la realidad del motociclismo deportivo

Garcia-final17-02

Durante dos años, hemos seguido el paso a paso de la carrera de este joven talento colombiano en España, a donde viajó con sus padres para buscar oportunidades en el motociclismo profesional, una pasión que comparte con sus progenitores.

Hemos contado las buenas y las no tan buenas noticias, tras cada una de sus carreras, al igual que sobre su participación en el supermotard, otra modalidad del motociclismo deportivo que le gusta y le ha dado muchas victorias.

Garcia-final17-08En las buenas debemos estar ahí, pero aún más presentes en la malas.

Pero algo de lo que poco hemos hablado en la numerosas notas sobre él, ha sido sobre sus patrocinadores principales, sus padres. El día sábado cuando lo vimos en la grilla de partida, en la segunda fila, notamos algo muy curioso en su traje de cuero. En la parte superior de su pecho derecho estaban adheridos las palabras Papá y Mamá en inglés. Para quienes no saben, los pilotos tienen unos patrocinios oficiales que están ubicados a uno de los lados del pecho y hombro del piloto, el otro costado es para los que ha conseguido el deportista y fue por eso que comenzamos a pensar en lo duro que es para muchos de nuestros jóvenes llegar hasta una competencia de nivel internacional, solo con el apoyo económico de sus padres. En muchos países esto es lo usual, si no eres futbolista, el apoyo te lo tendrás que ganar con el sudor de tu frente. Las grandes marcas en lugar de ver el potencial de estos chicos como vitrinas de sus productos, prefieren elegir a personajes de la farándula que muchas veces ni saben, ni disfrutan de las motos y si lo hacen es solo durante los fines de semana, no es su estilo de vida, ni su profesión.

Garcia-final17-04Un joven deportista que cuenta con el apoyo de sus padres, que trabajan unidos para lograr hacer realidad los sueños de uno de los miembros de esa familia, es un ejemplo que sirve para influenciar a muchos que hoy han perdido el norte.

El triunfalismo es algo que nos caracteriza a los colombianos, nos encanta seguir de cerca al que va de primero, pero una vez pasa a ser el segundo, olvidamos su nombre e incluso la modalidad deportiva que practicaba. Como “la fiebre del oro” hemos tenido épocas de golfistas, gracias a Camilo Villegas; hemos sido bicicrossistas por Marina Pajón; pilotos de MotoGP improvisados en las calles colombianas durante los años de la categoría reina con Yonny Hernández; y así con muchos deportes que adoptamos solo como parte de esa fiebre temporal que nos afecta, pero aquellos que de verdad luchan para sobresalir, que aportan su energía, su vida y sacrifican la normalidad de su juventud por apostarle a un deporte aún sin apoyo, esos son los verdaderos influenciadores que las marcas deberían buscar.

Garcia-final17-07

En el caso concreto de Steward García, en Colombia hay varias marcas que representan a esas compañías internacionales que apoyan la copa y que podrían tener visibilidad en las redes, en las pistas del mundial y seguimiento mediático. Pero lamentablemente la visión del mercadeo actual no nada en el mismo sentido y por ello las apuestas no están a favor de Steward. Aún así felicitamos a esos dos personajes que han sido incondicionales con él, apoyándolo y luchando día a día para que él pueda vivir sus sueños.

Garcia-final17-05 Garcia-final17-06

Esta nota no solo tiene que ver con Steward, tiene que ver con todos esos jóvenes, en Colombia y el mundo, que han buscado en el motociclismo deportivo su camino en la vida y que por fortuna han contado con sus padres para intentarlo.

Garcia-austria-P

Para cerrar, les contamos que en la fecha de cierre de la Red Bull Rookies Cup, Steward partió desde el sexto lugar y en la primera manga concluyó en el puesto 11, mientras que en la cita dominical se ubicó en el puesto número 8. El campeonato quedó en manos del japonés Kazuki Masaki y nuestro piloto terminó el año en el puesto 11.

Garcia-final17-01

Garcia-final17-03Esperamos poder seguir oyendo de Steward García, pues como él muchos tienen el talento pero les faltan recursos.