Mateo Moreno y su Reto Dakar 2015

Mateo_Dakar_01 Mateo Moreno padeció las dificultades de un Dakar que para muchos ha sido el más duro de los que se han corrido en este lado del planeta. Aquí lo vemos en la partida en Buenos Aires.

Este jueves en la mañana tuvimos el placer de sentarnos a escuchar las historias de Mateo Moreno, luego de su tercer año consecutivo corriendo el Rally Dakar.

En la tienda de KTM, en Medellín, el piloto paisa invitó a algunos medios a disfrutar de una amena charla tras su regreso de Chile, donde estuvo varios días luego de su retiro, recuperándose de las lesiones sufridas tras la caída que lo dejó por fuera de la competencia en la etapa número cinco disputada en el desierto de Atacama en Chile.

Este año el objetivo de Mateo era estar lo más adelante posible, contando por primera vez con una KTM 450 Rally Replica, que es la “purasangre” de la marca austriaca para esta clase de competencias, una “herramienta” de primer nivel que le permitiría arriesgar mucho más en la lucha por las posiciones…

Pero el Dakar es mucho más que una buena moto, la suerte juega un papel muy importante en una prueba donde cada kilómetro depara muchas sorpresas y donde la mecánica y el físico son llevados al límite, en etapas extenuantes, con tramos de enlace larguísimos y con especiales contra reloj a campo traviesa donde nada está escrito.

Mateo_Dakar_02

Así comenzaba la historia en Buenos Aires

Mateo_Dakar_03

Mateo con dos de los colombianos que se le apuntaron al Dakar 2015, Juan Esteban Sarmiento y Christian Cajicá.

El día cinco fue una odisea para Mateo, que demostró sus capacidades mecánicas al ser capaz de superar una rotura en el radiador de aceite de su moto, falla que le costó mucho tiempo resolver en mitad del desierto, con la herramienta mínima, pidiendo ayuda a otros pilotos que no lograban entenderlo y arriesgando el motor al verse obligado a suprimir dicho radiador y a proseguir la carrera con menos de medio litro de aceite lubricando su monocilíndrico. Pero lo irónico es que fuera una piedra la que luego tirara por los suelos el sueño de Mateo de terminar por segunda vez la que es considerada la carrera más dura del deporte motor.

Nos contaba el piloto paisa que rodaba bastante rápido por una carretera de una mina, ansiando terminar la etapa para llegar a la asistencia técnica y así poder tener su moto lista para el día siguiente, cuando sin darse cuenta su rueda trasera golpeo una piedra, y en instantes todo el trabajo se convirtió en una nube de polvo. Cuando Mateo paró de dar vueltas entendió que algo serio había pasado, la moto quedo muy dañada y él no era capaz casi de levantarse, luego vino la asistencia médica, una inspección donde le dijeron que no estaba en condiciones de seguir y la carrera culminó en un viaje en helicóptero rumbo a la clínica donde le diagnosticaron que tenía varias costillas fracturadas.

Mateo_Dakar_04

Ahora Mateo se enfoca en mirar lo que viene, todavía no tiene la certeza de que estará en la salida del Dakar 2016, pero admite que si logra un buen apoyo seguramente pronto estará nuevamente alistándose para volver a ser noticia en esta dura prueba.

Es importante destacar que Mateo contó con el apoyo de Coldeportes, Auteco, KTM, Addict By Bosi, Cascos Shark, Arrow, Sodexo, Marca Colombia, Oakley, IRC, Mobil, SKF. RAM, Skullcandy, Galfer, Pigmalion, Garmin, L.A.M., Fedemoto, entre otros.

Pueden tener contacto con Mateo y su experiencia Dakar 2015 en el sitio de Facebook Reto Dakar.

Mateo_Dakar_06

Aquí lo vemos durante la carga de combustible en una de las especiales

Mateo_Dakar_05

Días antes del inicio de la competencia Mateo viajó a Buenos Aires para estar al tanto de los chequeos previos.