El trago amargo de Héctor Barberá

El piloto español Héctor Barberá se queda sin equipo para el resto de temporada, el motivo para que el Pons Racing terminara el contrato antes de finalizar el año, tiene que ver con el positivo para alcohol que dio en un retén de policía el piloto de Moto2.

Recordemos que Barberá corrió hasta el 2017 en la máxima categoría de la velocidad mundial y ante la falta de un lugar en un equipo, aceptó su regreso a la categoría intermedia.

Tras la infracción, el piloto no podrá manejar vehículos de motor durante un año y deberá hacer trabajo comunitario durante 22 días, pero lo que sin duda ha sido el peor castigo para el piloto ha sido quedar por fuera del mundial.

barbera-1

No es la primera vez que Barberá tiene problemas con la ley, pero seguro esta la recordará como un trago amargo en especial para su carrera.

En el lugar de Héctor correrá en Motmeló, Augusto Fernández que viene del Moto2 en el Campeonato de Europa de Velocidad.